was successfully added to your cart.

Sentirse bien se refleja

Por 27 diciembre, 2016Blog

Todos hemos tenido esa sensación de haber empezado el día con el pie izquierdo, como si las cosas no fluyeran y todo pareciera que está en nuestra contra. Si a esto le sumamos una mala digestión donde la inflamación abdominal o el estreñimiento estén presentes, todo se colapsa y seguro tendremos un mal día.

Pero ¿qué tal los días en los que no estamos inflamados o estreñidos?, todo fluye y nos sentimos tan bien, que lo proyectamos y es difícil que alguien no lo note, son de esos días en los que todos te preguntan ¿qué te hiciste?, te ves muy bien.

Sentirte bien por dentro se refleja. Nuestro estilo revela la complejidad de nuestra personalidad, que se construye con nuestras diferentes experiencias personales y con la percepción que tenemos sobre nosotros mismos. Por eso, cuando nos sentimos bien por dentro es inevitable esconderlo, la sensación de bienestar la proyectamos y todos lo notan.

 

EL ESTILO EVOLUCIONA

Es verdad que esa sensación de bienestar interno influye en cómo nos sentimos, pero también el color que elijamos y lo que llevemos puesto puede influir en esa sensación.
Nuestro estilo cambia dependiendo de si estamos en casa o en el trabajo. En la misma semana, podemos usar un suéter de lana para sentirnos cómodos o un conjunto a la moda que sobresalga del montón para demostrar que “somos diferentes de todos las demás”.

A menudo es la forma en la que exponemos cómo nos sentimos en distintas situaciones, como una segunda piel. Atrévete a vestir de rojo una mañana en la que usualmente usarías beige, esto, definitivamente, te dará energía positiva y aumentará tu autoconfianza. Estar en armonía contigo es esencial.

 
Tener un estilo definitivo no necesariamente significa que estés seguro de ti mismo. Puede estar condicionado por la familia, el contexto cultural o las expectativas de tu pareja. Es sólo cuando nos alejamos de estas influencias externas cuando podemos encontrar y definir realmente nuestro propio estilo.

Puedes jugar con el código de vestimenta y personalizarlo con algún detalle que le dé un toque especial. Mezclar ropa de marca con prendas vintage de segunda mano, atreverte a usar un collar de autor o un peinado inesperado; se trata de ser creativa y crear tu propio estilo.

Así que ya sabes, el bienestar interno y el estilo, son el binomio perfecto para vivir en sincronía.

Deja tus comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.