was successfully added to your cart.

Microbiota a lo largo de la vida

Por 23 agosto, 2016Blog

Todos nosotros conforme vamos creciendo, nos vamos transformando y eso mismo pasa con nuestra microbiota, es decir, con las bacterias que viven en nuestro intestino.

Cuando nacemos, el primer contacto que tenemos con bacterias es el del canal de parto vaginal donde las bacterias de nuestra madre pasan a nuestro cuerpo y se convierten en una huella que definirá nuestra salud, por eso, si nacimos por cesárea tenemos mayor probabilidad de tener un sistema inmunológico más débil ya que no tuvimos ese primer contacto saludable con las bacterias de nuestra madre.

La microbiota del bebé empieza a diversificarse dependiendo también del tipo de alimentación que recibamos (lactancia exclusiva o por fórmula) y es hasta la infancia cuando ésta se equilibra dependiendo de la alimentación que recibamos, el nivel de actividad física que tengamos y del medio ambiente al que estemos expuestos.

Ya cuando llegamos a la edad adulta, tenemos aproximadamente 150 billones de bacterias viviendo dentro de nosotros (400 cepas distintas), esta microbiota puede fácilmente desequilibrarse y sufrir lo que se llama una “disbiosis”, la cual se puede dar por una infección tratada con antibióticos o por llevar un estilo de vida muy estresado o hasta por comer mal.

Cuando somos adultos mayores, no es que la microbiota se debilite, simplemente pierde diversidad y esto afecta directamente nuestra salud. Por eso es importante que las bacterias que viven en nuestro intestino se alimenten y multipliquen adecuadamente ya que el 70% de nuestro sistema inmunológico está regido por ellas.

Si en nuestra dieta incluimos alimentos ricos en probióticos, tendremos una microbiota mucho más equilibrada y diversa y disminuiremos el riesgo de desarrollar enfermedades como resistencia a la insulina y obesidad y tendremos una mejor salud digestiva.

Deja tus comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.