was successfully added to your cart.

3 tips para fortalecer los huesos de los niños

Por 14 agosto, 2017Blog, nutrición

Imaginen los huesos de sus hijos como el banco donde tienen sus ahorros, es decir, como ese lugar donde pueden hacer depósitos y retiros de dinero. Esto que hoy en día hacemos de forma cotidiana es lo mismo que hace el esqueleto de sus hijos, cambiar cachitos de huesos viejos por nuevos todos los días. Cuando somos niños, los depósitos son mayores que los retiros y es hasta los 25 ó 30 años cuando podemos hacer todos los depósitos que queramos porque después de los 30, nuestro banco sólo permitirá retiros, ya que a esa edad es cuando alcanzamos el nivel máximo de fuerza y densidad ósea. Las niñas, después de los 18 años, han adquirido el 90% de su masa ósea máxima; los niños logran este nivel a los 20 años; por eso la juventud es el mejor momento para que sus hijos “inviertan” en su salud ósea y nosotros los podemos ayudar, ¿cómo?, con estos 3 sencillos tips:

1) Fomentar la dieta correcta en la familia. El ejemplo arrastra y cuando nuestros hijos ven que nosotros comemos de todo en porciones adecuadas, ellos seguramente harán lo mismo, por el contrario, si ellos ven que empezamos a dejar de consumir ciertos alimentos, ellos seguramente también los dejarán. En este punto quiero hacer referencia a los lácteos, ese grupo de alimentos que desafortunadamente se le ha hecho mala fama, olvidando que es el que aporta el mejor tipo de calcio, aquel que es verdaderamente biodisponible para el cuerpo humano. A las mamás que les dan a sus hijos leche de coco o almendra en vez de leche de vaca o que dicen que el queso y el yoghurt son veneno, les quiero recordar que la cuenta de ahorros de calcio de sus hijos aceptará depósitos hasta los 25 años, tic tac tic tac. Hay que darles lácteos a nuestros hijos, hay que perderle el miedo a la leche de vaca, al yoghurt, a los quesos como el petit suisse, este grupo de alimentos tienen además vitamina D, indispensable para fijar el calcio en los huesos. Si lo que temen es el aporte de azúcar, eso se soluciona fácilmente, moderen su consumo, cuiden el tamaño de la porción y póngalos a hacer ejercicio, pero no los quiten de su dieta.

2) Hacer ejercicio. Este segundo tip se deriva del primero ya que la mejor solución ante el miedo de que sus hijos engorden por consumir lácteos, es que los pongan a hacer ejercicio. Los músculos se fortalecen cuando los usamos y los huesos también, mientras más trabajo realizan, más fuertes se ponen. Debemos fomentar los deportes en equipo para desarrollar la autoconfianza y tratar de que la actividad física sea al aire libre, se ha demostrado que los niños que realizan actividad física al aire libre tienen niveles más altos de vitamina D, indispensable para fijar calcio en los huesos. Salgan en familia a andar en bici, patinar, jugar fútbol o ir al parque, en familia el ejercicio es mucho más divertido y saludable.

3) Dormirse temprano. El sueño es reparador porque mientras dormimos el cuerpo produce ciertas hormonas que ponen en balance todo el organismo. La famosa hormona del crecimiento es la más activa en la niñez, esta hormona se produce de noche mientras dormimos y es responsable de hacer crecer a los niños. Antes de nacer, mientras se están formando nuestros huesos, éstos son blandos y están formados por cartílagos. Cuando nacemos la mayor parte se ha vuelto hueso y se mantiene cartílago en el extremo óseo. Este cartílago es el denominado cartílago de crecimiento y va a permitir que el hueso se siga formando para crecer y alargarse. Para que esto suceda debe haber una producción adecuada de hormona del crecimiento, la cuál necesita de un factor de liberación. La hormona de crecimiento tiene su mayor producción a las dos horas de sueño y el factor de liberación hasta el sueño profundo, por eso los niños necesitan dormir al menos 10 horas y en condiciones de oscuridad, de lo contrario sus niveles de hormona del crecimiento serán bajos y su salud ósea se verá comprometida. Así que mamás y papás, duerman a sus hijos temprano.

Deja tus comentarios